top of page

Celebremos a Kurt, una de las especies más amenazadas del planeta, que ha nacido en San Diego.

Se trata de un potrillo de caballo de Przewalski, esta especie salvaje, se clasificó como extinto en estado salvaje hasta 1996.

El caballo de Przewalski es un animal muy social que formaba manadas y este caballo salvaje una vez vagó por Europa y Asia.

Gracias a las organizaciones internacionales de conservación de la naturaleza, la especie ha podido ser salvada de la extinción. Aunque, lamentablemente, ya no podemos encontrar ningún ejemplar de esta especia de caballos más que en cautividad.


Los conservacionistas de la fundación sin fines de lucro, "San Diego Zoo Wildlife Alliance", han anunciado el nacimiento de un caballo de Przewalski.

El potro es el primer caballo de Przewalski nacido en el "San Diego Zoo Safari Park", desde 2014, y es una de las cuatro nacidas en América del Norte durante el año pasado.


“Cada nacimiento es un momento tremendo, por lo que estamos eufóricos con este

nuevo potro”, comentó Kristi Burtis, directora de cuidado de la vida silvestre en el San Diego Zoo Safari Park. “Hemos tenido más de 157 caballos de Przewalski nacidos en el zoológico y el Safari Park. Son una especie importante de caballo salvaje y este nuevo potro, junto con cada individuo que nació en nuestros parques, refuerza su frágil población y representa nuestro profundo compromiso de conservarlos para las generaciones futuras”.


Curiosidades sobre esta particular especie:


Las manadas constan de un semental y entre cuatro a diez yeguas con sus crías. El semental es responsable de la protección del rebaño y coordina los movimientos diarios del grupo mientras deambulan para pastar, beber o descansar. Los rebaños no se mezclan, pero comparten territorio porque los sementales protegen más a sus yeguas que a su territorio. Los machos de un año se unen a grupos de solteros liderados por un semental más viejo hasta que alcanzan la madurez suficiente para atraer a sus propias hembras.


  • El caballo de Przewalski nunca ha sido domesticado y es la única especie que queda de caballo salvaje.

  • El caballo de Przewalski recibió su nombre de Nikolai Przhevalsky, un oficial ruso y agrimensor, que fue el primer europeo en traer evidencia de este mítico caballo salvaje al zar de Rusia.

  • Los caballos de Przewalski pierden pelo en la cola y la crin al mismo tiempo, a diferencia de los caballos domésticos que solo pierden unos pocos pelos a la vez.

  • El caballo de Przewalski también se conoce como el caballo salvaje mongol y el takhi, una palabra mongol que significa "espíritu".



Este modo de vida en cautiverio, (desprovisto de selección natural) pone en serio peligro el futuro de esta especia de caballos. Por ello, se están elaborando planes de reintegración de esta especie a la vida en libertad, particularmente en Mongolia y en China, aunque estos proyectos se antojan difíciles y parece que su ejecución será para largo.



¡Felicidades San Diego Zoo! Y por más nacimientos que aseguren la conservación de las especies en peligro de extinción.




Comments


bottom of page