Los diez alimentos que envejecen


Somos lo que comemos: eso se nota por dentro y por fuera. La piel envejece por diversos factores, tanto internos como externos. Los primeros se relacionan con la genética y no se pueden controlar, mientras que los externos como la exposición al sol y alimentación sí se pueden controlar. Aunque su envejecimiento es inevitable, sí se pueden llevar a cabo comportamientos que ayuden a disminuir los efectos de este proceso. Una de las conductas que podemos cambiar para mejorar el aspecto de la piel es la alimentación. Seguir una dieta sana y equilibrada, tiene grandes beneficios para el organismo.